Diferencias entre la sublimación, serigrafía y transfer.

  • ¿En qué consiste la técnica de la sublimación? 
  • Diferencias entre la sublimación y la serigrafía
  • Diferencias entre la sublimación y el transfer

La sublimación y en qué se diferencia de otras técnicas que existen.

Diferencias entre la sublimación, serigrafía y transfer.

¿En qué consiste la técnica de la sublimación? 

La sublimación es el proceso de cambio de estado de la materia en la que se pasa directamente del estado sólido al gaseoso sin pasar primero por el estado líquido. Para que este cambio de produzca, es necesario aplicar calor. A través de esta técnica se pueden personalizar y decorar diferentes materiales y así conseguir resultados duraderos y profesionales. De esta forma, la sublimación permite transferir imágenes, frases y todo lo que nos apetezca a aquellos objetos que queremos personalizar mediante el uso de unas máquinas profesionales. ¿Cuál es el proceso que se da? Que la tinta, que se encuentra en un estado sólido, al aplicarle una fuente de calor pasa a un estado gaseoso y así se integra en la estructura del objeto a decorar.

Diferencias entre la sublimación y la serigrafía

La serigrafía es una de las técnicas más viejas que existen y su proceso comienza con la selección de la imagen o diseño que finalmente se transferirá a una malla de tejido tensada sobre una pantalla. Para ello, se aplica calor en la pantalla y así, se consigue que ciertos poros de la malla queden abiertos y otros cerrados. Por los que se quedan abiertos pasará la tinta y por los que no, no lo hará.

La sublimación permite la imprimación sobre materiales totalmente rígidos como las tazas, aunque es cierto que estos deben estar previamente preparados para ello para que el proceso sea exitoso. La serigrafía, por su parte, se puede utilizar sobre diferentes materiales como el vidrio, el cartón, el vidrio, el papel, la tela o el metal, pero se suele utilizar para imprimir en áreas planas, la tampografía se utiliza más para areas curvadas, siendo similar proceso a la serigrafía.

Atendiendo al color, cabe tener en cuenta que las tintas colores que se utilizan para la sublimación profesional tienen una cierta transparencia, sumándose así al color del fondo. Y, aunque la serigrafía sí permite utilizar colores más densos que se adaptan al soporte y que pueden resultar muy atractivos, cabe tener en cuenta que por cada tinta de color que se quiera utilizar se debe preparar una pantalla nueva, lo que encarece el proceso de personalización. La serigrafía está más pensada para tiradas grandes.

Diferencias entre la sublimación y el transfer

El proceso de transfer es más sencillo que el de la sublimación, pero sólo se puede aplicar en materiales textiles. Por lo general, el transfer está diseñado para imprimir los diferentes diseños sobre materiales textiles, especialmente en los de algodón, lo estamos utilizando en muchas prendas técnicas, chaquetas tipo Goretex, etc …

Eso sí, se puede utilizar para personalizar camisetas de distintos colores. Por su parte, la sublimación es mucho más duradera que el transfer, pero si se va a utilizar en tela, se recomienda su uso en camisetas blancas con al menos un 50% de poliéster en su composición.

La sublimación utiliza tintas polímeras sintéticas que se imprimen sobre un material que tiene una superficie polímera también o que ha sido previamente esmaltada para ello. En el caso de los textiles, no es necesario aplicar esta capa si su composición ya es mayoritariamente de poliéster.

Por su parte, el transfer no utiliza tintas, sino que utiliza un vinilo delgado en el que se imprime una imagen o diseño y que posteriormente se coloca sobre la camiseta o el artículo a personalizar.

Diferencias entre la sublimación, serigrafía y transfer.
Serigrafía en plastisol y planchado para tacto suave.
Diferencias entre la sublimación, serigrafía y transfer.
Serigrafía laca a tres tintas.
Diferencias entre la sublimación, serigrafía y transfer.
Serigrafía con tintas especiales, tacto sublimación.
Sublimación.
Transfers prendas técnicas